El turismo de vacunas da un respiro a las agencias de viajes

Las empresas reportan una reactivación de hasta 70% de los paquetes de viaje hacia Estados Unidos en comparación con 2020, viendo una alta demanda para junio y julio.

Mientras el turismo doméstico ha encontrado un impulso desde el segmento vacacional, la historia de la recuperación de los viajes internacionales comienza a escribirse con el turismo de vacunas hacia Estados Unidos.

 Al inicio del año esta práctica se encontraba restringida por algunos requerimientos como la residencia obligatoria, pero ahora, cada vez más estados del otro lado de la frontera exhortan a viajar a su territorio por una dosis, un entorno que las agencias de viaje han comenzado a aprovechar.

Eduardo Paniagua, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), explica que los viajes para vacunarse en Estados Unidos comenzaron con los mexicanos que tenían una residencia legal, y cuando los requerimientos para obtener una dosis se flexibilizaron, vieron una demanda proveniente de personas entre 50 y 59 años.

Con el avance en la vacunación de este segmento, su demanda cayó, pero la de otros viajeros repuntó, particularmente de parejas jóvenes, empresarios y profesionistas a partir de 30 años, quienes incluso han comenzado a viajar en grupos.

“Esto nos está ayudando mucho porque, comparado con 2020, las ventas de paquetes de viajes hacia Estados Unidos crecieron entre 60% y 70%, aunque comparado con 2019 todavía nos encontramos un 35% por abajo”, afirma Paniagua.

Esta tendencia ha sido aprovechada por agencias de viaje enfocadas a segmentos que aún permanecen en la lona, como el de espectáculos. Una de estas firmas ha sido Live Tours, fundada en 2007, y que hasta antes del COVID-19 se dedicaba a vender paquetes a festivales como Lollapalooza y Coachella, además de algunos eventos deportivos. Ahora, la empresa atiende una demanda sumamente cambiante, donde cada caso es muy particular.

 “En sí hacemos cotizaciones a medida. No cubrimos paquetes específicos por dos motivos: es un viaje muy específico desde el punto de vista de las necesidades de cada persona. Todo está determinado por el tipo de vacuna, el destino y la fecha de viaje, son los tres factores más importantes”, explica Enrique Rébora, director general de Live Tours.

El precio de irse a vacunar varía según estos factores. Paniagua estima que el costo promedio en este momento oscila los 20,000 pesos y Rébora da cuenta de un rango de entre 12,000 a 24,000 pesos, dependiendo de que haya vuelos directos al destino, si es una vacuna de una o dos dosis y el tiempo de reservación.

El presidente de la AMAV asegura que los 60 afiliados de la asociación ofertan algún producto de esta categoría, principalmente concentrada en Texas, Illinois y Florida, aunque hay ciudades que comienzan a promocionarse con la bandera de las vacunas, como Nueva York. Fuente: Agencias/ Sin Embargo/ Expansión/ Forbes.

Baúl del Sol

Otros Articulos