Industria de la madera en Yucatán, nuevo polo de desarrollo económico

Entre los retos del sector destacan la capacitación en las ventas en línea, vincularse a nuevas cadenas productivas y elevar la capacidad de las empresas para competir en mercados internacionales.

JAIME TETZPA

Tras rendir protesta como presidente regional de la Cámara Nacional de la Industria Maderera en Yucatán (Canaima), Edgardo Martínez Duarte reiteró su compromiso de trabajar en coordinación con autoridades y otras entidades empresariales para transformar al sector en un nuevo polo de desarrollo económico para el sureste mexicano.

Destacó que la llegada de nuevas empresas y las inversiones programadas para el puerto de Progreso son una gran oportunidad que el sector maderero yucateco no debe desaprovechar.

El dirigente empresarial aseveró que el sector maderero en el estado tiene mucha experiencia, sin embargo, requiere capacitarse en las ventas en linea, vincularse a nuevas cadenas productivas y elevar la capacidad de las empresas para competir en mercados internacionales.

Destacó que los retos para los empresarios del sector maderero se abren ante la creciente demanda y producción, no solo del tradicional producto para uso doméstico.

“Las empresas que están llegando a nuestro estado demandan madera para embalajes, producción de madera en grandes volúmenes y el nuevo astillero que se construirá en Progreso tendrá una alta demanda de productos fabricados con madera, lo que obliga a enfocarse en proyectos mucho más especializados y profesionales”, expuso.

Adelantó que en su gestión al frente de la Canaima buscará consolidar el gremio bajo cuatro ejes torales: capacitación, especialización de las ramas madereras, profesionalización del empresario maderero y la vinculación con nuevas tecnologías y procesos productivos rumbo a la industrialización de este ramo económico.

Martínez Duarte destacó que en Yucatán hay ejemplos claros de empresas que han salido adelante, ejemplos útiles y valiosos que deben tomarse en cuenta para elaborar productos de alta calidad que incluso tienen una alta demanda en el extranjero.

Cubrir las exigencias del mercado

“Tenemos que enfocar este esfuerzo y con ello, encaminar nuestras necesidades a las nuevas exigencias del mercado, un sector maderero económico fuerte permitirá que, esta modernización cumpla para atraer más inversiones, aprovechar las condiciones a mejores empleos para los colaboradores y salarios mejor remunerados”. 

Agregó que, en la actualidad la Canaima está integrado con 34 socios; sin embargo, espera superar los 90 afiliados en los próximos 12 meses para que todas las empresas reciban los importantes beneficios de impulsar la competitividad de la industria maderera.

Impacto de la pandemia en el sector

“Vivimos tiempos complejos, llenos de retos de salud y retos económicos que a todos nos han afectado. Como industria, el trabajar en equipo es como saldremos adelante, deberemos promover los temas que nos interesan entre todo el sector industrial de Yucatán”, dijo.

El dirigente de la Canainma destacó que ese organismo es parte del liderazgo industrial en el estado, coordinados y formando parte activa en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) donde se toman  de manera colegiada y unánime decisiones de gran importancia.

Martínez Duarte, apuntó que en estos momentos de complejidad económica donde la Cámara puede hacer la diferencia, encontrar alianzas con diversos sectores con nuevas ideas de negocio será una realidad a mediano y largo plazo.

“Esto es lo que quiero ofrecerles: una representatividad digna y honesta que construye y busca oportunidades para el crecimiento del sector. Gracias a todos y agradezco la confianza depositada para consolidar objetivos y trabajar en la generación de nuevas oportunidades para nuestros agremiados y para todo el sector”, expuso.

Ante representantes de otras cámaras empresariales y sus agremiados, Edgardo Martínez, expresó que de manera unida todos los representantes de los sectores productivos harán de Yucatán y el sureste un polo de desarrollo económico.

Crear un cluster maderero, el reto de Canainma 

Por su parte, en representación del gobernador Mauricio Vila Dosal, el Secretario de Desarrollo Económico y del Trabajo, Ernesto Herrera Novelo, recordó que el primer aserradero más importante del país lo tuvimos en Tizimín, Yucatán, gracias a la labor encomiable de Don Julio Manzanilla, que en paz descanse, quien logró en aquella época, hace varias décadas que la economía del estado tuviera su principal sustento con ese aserradero.

Lamentablemente hoy, en la época actual la oferta se cubre con madereras procedentes de San Petesburgo y Vietnam, por lo que se deben aprovechar las condiciones actuales para generar desde el sector primario, mediante la siembra, el desarrollo de los municipios que han demostrado tener la vocación maderera porque es el cimiento para poder tener un closter maderero; tener la proveeduría, la transformación y los servicios alrededor de las grandes fábricas que se vienen a establecer a Yucatán y demandan el servicio de la madera.

Subrayó que el sector maderero forma parte importante de las actividades económicas de nuestro estado, refrendando su loable posición como servidor de otras industrias y su papel como generador de oportunidades de empleo formal y por consiguiente, de bienestar para muchas familias.

Como empresarios, han decidido apostarle con compromiso y responsabilidad a esta industria, de modo que la labor que diariamente desempeñan no sólo contribuye al fortalecimiento de su sector, sino que brinda al mercado la seguridad de contar con productos y servicios de alta calidad.

“Es por eso que me siento honrado de acompañarles este día en representación del Gobernador del Estado, Mauricio Vila Dosal, como testigo de la Toma de Protesta de su nuevo Consejo Directivo para el periodo 2021-2022 encabezado con el liderazgo de Edgardo Martínez Duarte, quien, junto con su Consejo Directivo, estoy seguro que hará un gran trabajo representando a la delegación Sureste de la Canainma y procurando el fortalecimiento del sector maderero en Yucatán.

Producción local se enfoca en teca, melina y cedro

Teca, melina y cedro son los tres principales materiales madereros que se producen en plantaciones comerciales de la entidad y que cuentan con las certificaciones correspondientes, de acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

En Yucatán hay tres plantaciones comerciales que tienen sus permisos y certificación correspondientes. Está la teca, melina y el cedro, y en conjunto suman unas tres mil hectáreas.

Dichas plantaciones se ubican en Tzucabab, en el caso de la melina; en la Colonia Yucatán, Tizimín, en Teca, y en los alrededores de Espita, donde se encuentra una plantación de cedro.

Estos materiales son los que se utilizan para los muebles en el Estado, pero la teca y la melina son de más rápido crecimiento que el cedro; sin embargo, es madera que dura más para el exterior. Todo depende de la forma en la que se utilicen los materiales.

Baul del Sol

Otros Articulos