TETELA DE OCAMPO, PUEBLO MÀGICO ENTRE MONTAÑAS

Enclavada en la sierra norte de Puebla, situada en lo alto de un cerro, Tetela de Ocampo cuyo significado en náhuatl es “abundancia de montículos de piedra” ha guardado entre sus montañas historia, tradiciones, costumbres y una espectacular belleza natural que sus pobladores han defendido desde su fundación.

Fue fundada por 4 tribus chichimecas hacia el año de 1219, y durante el virreinato de la Nueva España (1528) Fray Andrés de Olmos evangelizó a los Tetelenses, pueblo aguerrido que, durante la invasión francesa, y la Batalla del 5 de mayo (1862) y durante la Revolución Mexicana destacó por defender los derechos humanos de la nación.

En la actualidad es nombrada Pueblo Mágico y vaya que lo es, pues hay mucho que conocer y disfrutar de este lugar náhuatl: monumentos como la iglesia dedicada a la Virgen de la Asunción, construida en el siglo XVI; Los tres Juanes (destacados líderes liberales); el hemiciclo en conmemoración a la batalla del 5 de Mayo, y el Soldado Tetelense, entre otros.

El museo Tlapalcalli que significa “casa de las pinturas”, muestra diversas obras del pintor Rafael Bonilla Cortés y artistas de la sierra norte de puebla. En los portales del palacio municipal se localiza el museo (los 3 Juanes) con diversos documentos e imágenes históricas. En definitiva, el centro de esta ciudad serrana conserva la arquitectura tradicional con calles empinadas, fachadas encaladas y grandes alerones.

El ambiente es cálido- húmedo con bancos de neblina, cañones, gigantescas cascadas manantiales de agua cristalina, bosques frondosos y una gran variedad de flora y fauna endémica hacen de Tetela un lugar único en su género. Los lugares turísticos que hay que conocer con guías del lugar son: El Mirador de Tetela; el Cerro de los Frailes, Las Cascadas de Aconco, las grutas de Acocomoca y su nombre significa “agua que suena”, además del Cerro de Zotolo y grutas de Carreragco.

Otro aspecto que hay que destacar por su tradición ancestral es el festival del Huehue (viejo en náhuatl) de chirrión en donde las personas se caracterizan de personajes picarescos con máscaras de madera y bailan al son de la guitarra y violín, festividad que se lleva a cabo antes del miércoles de ceniza.

En cuanto a su gastronomía destacan la salsa serrana de huevo, mole poblana, escamoles (larvas de hormiga güijera), tlacoyos, mariquitas, mole de olla, chayotestle en sopa, duraznos cristalizados y hablando de éstos la feria del Durazno es una de las más representativas del lugar y es en agosto y el jamoncillo de pepita.

Si gusta disfrutar de unas vacaciones de adrenalina pura es el lugar, pues las actividades son muy variadas, desde una rodada en bicicleta, una nadada y si gusta del rapel o de escalar está en el lugar correcto.

Tetela de Ocampo se encuentra a 3 horas de la ciudad de Puebla y son 146 km. 

En cuanto al hospedaje existen cabañas y hoteles para todos los bolsillos.V

Baúl del Sol

Otros Articulos