Viajar en moto y sentir cómo te golpea el viento, es estar vivo


Angélica Arroyo M.
Lo mejor de la vida son las vacaciones indudablemente, pero existen muchas formas de hacerlo: en automóvil, autobús, avión o barco. Sin embargo, una de las más excitantes y prácticas es… en motocicleta.
A diferencia de quienes preparan maletas para su recorrido, Pablo Herrera Velarde y Gabriela Escalona de Alba nos comparten sus experiencias durante su trayectoria de 5,797 kilómetros desde Nayarit hasta Yucatán.
Con el mínimo equipaje, pero con un gran espíritu aventurero, a bordo de su potente BMW 1200 DOBLE PROPOSITO iniciaron el 2021 con un deseo ferviente: regresar al sureste mexicano para disfrutar de sus bellezas naturales, su riqueza gastronómica, su cultura y sus costumbres; convivir con sus habitantes y enamorarse nuevamente de Yucatán.
Los conocimos casualmente, en la Plaza Grande, en espera de que iniciara el espectáculo del videomaping que se proyecta en la fachada de la Catedral de Mérida, dedicada a San Ildefonso, sede de la arquidiócesis de Yucatán y reconocida por ser la primera construcción sobre tierra firme en el Nuevo Mundo, iniciada el 16 de noviembre de 1561, por bula del Papa Pío IV y a petición del rey Felipe II. También es considerada la más antigua de todo México.
Luego de su estancia en Mérida, por dos noches continuaron hacia Motul, Izamal y Valladolid. De ahí bajaron a Tabasco
Por la pandemia muchas personas prefieren no viajar, ¿Cuáles son sus medidas de protección para evitar contagios?
Nosotros usamos cubre bocas; traemos un spray sanitizante, gel antibacterial vamos a lugares que no estén muy concurridos y guardamos la sana distancia.


¿Cómo han visto los protocolos de seguridad en los diferentes hoteles que se han hospedado?
Muy buenos, todos con absoluta precaución.
Desde Nayarit a Yucatán hay un tramo muy largo ¿viajar en moto representa un alto riesgo?
Para nosotros no, la vida es un riesgo todos los días, nosotros preferimos morir bien vivos a vivir bien muertos.
¿Cómo ven la seguridad en las carreteras del país?
En los estados que en este viaje hemos recorrido, nos hemos sentido muy seguros. No solo en las carreteras también en todos los pueblos y ciudades.
¿Cuáles son los destinos turísticos que despiertan más su interés y por qué?
Nos encantan los pueblos pequeños, lo menos turísticos. Mientras más naturales mejor.
¿A diferencia de viajar en avión, automóvil, barco o autobús en donde se llevan muchas maletas, cómo es viajar en motocicleta?


Al viajar en moto tomamos el viaje como un regalo, de hecho, es mi mejor medicina porque no sabemos qué es lo que nos espera, lluvia, frío, calor. Pero todo es parte de la experiencia. Es viajar con todos los sentidos. Disfrutas de bellos paisajes, colores y sabores.
¿Y en cuestión de equipaje como es viajar en moto?
Nosotros viajamos de forma simple: dos pantalones, 3 tres playeras o blusas; tres cambios de ropa interior; lavamos en los hoteles. Venimos ligeros de equipaje. Es la mejor forma de vivir.
¿El espíritu aventurero nace o se hace?
Yo siento que se nace, y después lo vas desarrollando. Sí, nos animamos a vencer miedos y creencias.
¿En escala del 1 al 10 hasta qué grado creen que la inseguridad social a nivel general desestimula los viajes?
En este tiempo siento que mucho, vivimos con mucho miedo, miedo a lo económico. Miedo a la inseguridad. Pero nosotros nos damos cuenta que en el mundo somos más los buenos y cuando viajamos vamos con la seguridad que todo es para nuestro bien. Nunca hemos tenido ningún problema. Es más, la gente no solo nos abre las puertas de su casa, sino de su corazón. Hemos hecho hermosas amistades. Como ustedes.


¿Es cansado viajar en moto?
Mira, aunque es muy cómoda sí te cansas, pero la facilidad que tenemos es que en cualquier momento te paras y descansas. LO máximo que hemos durado viajando constantemente ha sido en Sudamérica por espacio de 12 horas.
¿Cuáles fueron los lugares que visitaron en el inicio de este 2021?
Recorrimos Tlaxcala, Tlacotalpan, Veracruz; en Campeche Cd. Del Carmen, en Yucatán, visitamos Mérida, Valladolid, luego fuimos a Orizaba, Querétaro y finalmente regresamos a casa en Tepic, Nayarit.
¿Cuál es la principal satisfacción de este recorrido?
Haber disfrutado cada rincón de los lugares visitados; haber convivido con su gente, sus costumbres, su gastronomía, disfrutar de su cultura y seguir conociendo nuevas amistades.

Baúl del Sol

Otros Articulos